Sin dudas es la noticia del del año en el sector del hardware y los smartphones. La gran potencia americana Google, acatando la ley de Estados Unidos que impide a las empresas americanas hacer negocios con muchas empresas que han sido insertadas en una lista negra, ha roto relaciones con Huawei, dejandola sin la posibilidad de usar en sus próximos smartphones la versión oficial del sistema operativo Android, o lo que es lo mismo, Huawei no podrá utilizar la versión del popular sistema operativo que se despliega en el mercado internacional y que incluye, entre otras muchas cosas, Google Play Store.

Este movimiento llevaría a Huawei a tener que usar un sistema operativo propio, algo para lo que la empresa china ya estaría preparada. Pero este bloeque no solo afecta al software ya que la firma china también se vale de otros fabricantes norte americanos para el hardware de sus dispositivos. Como reportan desde The Verge y Nikkei, Intel, Qualcomm, Broadcom, Micron Technology y Western Digital han suspendido los envíos a Huawei, y eso afectaría a gran parte de su hardware.

Los smartphones están protegidos pero los portátiles pueden tener problemas

En lo referente a teléfonos inteligentes, Huawei se encuentra en una posición ventajosa por dos motivos principales:

El primero es que la gran mayoría de sus dispositivos disponen de un procesador Kirin que es fabricando en China y módems propios, debido a esto un número alto de dispositivos de su catálogo no se vería afectado por el veto de Qualcomm. Eso no quiere decir que nos les afecte ya que por ejemplo el Huawei Enjoy Max tiene un Snapdragon 660.

El segundo punto a tener en cuenta es que, como apuntan desde la agencia Bloomberg, Huawei se ha encargado de abastecerse con suficientes chips y componentes como para mantener su negocio en funcionamiento durante al menos los próximos tres meses. De esa forma, Huawei se habría garantizado sus provisiones de hardware pensando en que el baneo de Estados Unidos sea algo temporal y no permanente, pudiendo retomar la producción en cuanto el veto se levantase.

Sin embargo hay otras divisiones que podrían estar en serio peligro, la de los ordenadores portátiles. Todos los portátiles que la empresa china comercializa en España disponen procesadores Intel, por lo que, el fabricante chino se queda sin procesadores. Encima de la mesa disponen de dos opciones principales para sustituir a Intel, que serían MediaTek y TSMC, ambas chinas.

Microsoft todavía no se ha pronunciado sobre el veto a las empresas chinas, pero teniendo en cuenta que es una empresa norte americana es cuestión de tiempo que haga algún tipo de comunicado. ¿En que afectaría? Fácil, los portátiles de Huawei cuentan con Windows 10, y si Microsoft decide sumarse al bloqueo, la firma china tendrá que optar por otro sistema operativo ¿Linux?.

Fuente Xakata Movil

Recommended Posts